N E X O A B O G A D O S

Cargando

Tipos de estafas más comunes en Mexico y cómo evitarlas

Conozca los tipos de estafas más comunes en México, su modus operandi y cómo evitar ser víctima conociendo la siguiente información.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) en el 2018 registró 6.916 visitas en la primera semana que abrió su portal para denunciar fraudes financieros.

Y en el tercer trimestre del año 2019 las denuncias de estafas cibernéticas aumentaron en un 38% comparado con el mismo periodo del año anterior según esta Comisión. La cifra de quejas llegó a ser de 6 millones.

Estos números tan alarmantes demuestran el impacto de estos delitos en el país, por eso a continuación vamos a mostrarle los tipos de estafas más comunes en México y cómo evitarlas.

Las 4 estafas más comunes en México.

Siguiendo con los reportes de la CONDUSEF, las estafas más comunes en México son:

  • Los fraudes por llamadas telefónicas,
  • Seguidas de las estafas por comercio electrónico,
  • Luego la suplantación de instituciones gubernamentales,
  • Y por ultimo, los fraudes por correos electrónicos.

En este orden iremos presentando las características de cada tipo de estafa para que usted las conozca y pueda prevenir y no ser víctima.

1- Las estafas más comunes en México por llamadas telefónicas.

La más común es la llamada Vishing. El estafador llama a su víctima por teléfono diciéndole que fue víctima de un fraude en su tarjeta bancaria y necesitan urgentemente sus datos bancarios para suspender la cuenta o tarjeta.
¿Cómo evitarlo?
Mantenga la calma, no de ningún dato y dígale a la persona que usted llamará directamente al banco para confirmar esta información. De inmediato cuelgue la llamada y llame a su Banco o verifique sus cuentas por Internet.
La otra estafa común por llamada telefónica es la del monedero electrónico.

Bajo esta modalidad el estafador llama a su víctima para decirle que tiene una cantidad x de puntos acumulados en su tarjeta de crédito y que puede canjearlos por un viaje o un regalo y para hacerlo debe depositar una cantidad de dinero para aprovechar la oferta lo antes posible.
¿Cómo evitarlo?
Al igual que el primer caso, cuelgue y llame directamente a los números de atención al cliente de Visa, Mastercard o la empresa de la tarjeta de crédito que el estafador le señalo donde tenia los puntos y verifique esa información.

2- Estafas por comercio electrónico en México.

La Asociación Mexicana de Venta Online reveló que para el 2020 la cantidad de empresas que venden por Internet aumentó en un 94%, es decir, de cada 10 PYMES 6 comenzaron a vender por Internet y apenas en el 2019 de cada 10 pequeñas empresas sólo 3 realizaban comercio electrónico.

Es evidente el impacto que tuvo la pandemia en el avance del comercio electrónico dentro del país y con ello aumentaron las cifras de fraudes por comercio electrónico en México.

Una de las estafas más comunes fue la de personas que compraron productos por Mercado Libre y les llegaba una caja vacía o llena de piedras.

Otras personas reportaban que luego de hacer contacto con el vendedor en una página conocida de compras online, fueron redirigidas fuera del sitio a una cuenta de una red social o a páginas de la supuesta empresa donde se daban las transacciones y allí eran víctimas de la estafa.

Otro fraude común fue que el vendedor señalaba que el pago debía realizarse por plataformas como MercadoPago y le enviaban mediante whatsApp u otro servicio de mensajería, un código QR para realizar el pago cuyo enlace era falso.

¿Cómo evitarlo?
Si compra por Mercado Libre o Amazon no concrete la transacción fuera de estos sitios web.

Verifique las calificaciones y opiniones del vendedor dentro de la plataforma. Conozca cómo es el proceso de pago por MercadoPago y no concrete transacciones mediante enlaces de Códigos que le envíen fuera de la plataforma de compra.

Suplantación de instituciones gubernamentales.

Según CONDUSEF la suplantación de instituciones financieras gubernamentales ha crecido 47.6%.

El modus operandi

Este tipo de estafas comienza cuando contactan a la víctima por teléfono o por correo electrónico y le ofrecen un crédito con pagos mensuales mínimos y la aprobación con pocos requisitos, luego le envían la información por correo utilizando la imagen corporativa y la razón social de la institución gubernamental y así los estafadores suplantan a la entidad gubernamental.

Le solicitan a la víctima sus datos para tramitar el crédito y le señalan que envíe la información por algún servicio de mensajería como whatsApp o Messenger.

Acto seguido la víctima debe anticipar la primera cuota del crédito o pagar gastos de apertura del crédito o fianzas de garantía que por lo general son un 10% del crédito total que dicen que otorgaran a la víctima.

Por último la víctima descubre que fue un engaño cuando no recibe el crédito y las personas de la supuesta institución gubernamental no hacen más contacto.

¿Cómo evitarlo?
No confíe en créditos o préstamos donde le soliciten un anticipo.

Solicite el nombre del agente de la institución que lo está llamando y contacte a los teléfonos oficiales de la institución gubernamental para verificar que la persona trabaja allí y que el ofrecimiento del crédito es real.

Bajo ningún motivo envíe copia de sus documentos bancarios ni personales a través de servicios de mensajería como whatsApp o Messenger y no firme ningún documento sin verificar quién se lo envía.

Estafa por correo electrónico.

La estafa por correo electrónico más común es la de un email que llega a la bandeja con una oferta irresistible que lleva a visitar una página web o a descargar una información de valor para la víctima y al hacer clic, se genera un virus que roba toda la información de su dispositivo electrónico.

¿Cómo evitarlo?
Instale en sus dispositivos electrónicos un antivirus de buena marca, no abra ningun vinculo de correos cuyos remitente no conozca o no logre verificar.

Antes de hacerlo realice una investigación del remitente en Internet.

Dentro de estas modalidades se puede dar el robo de identidad y se utilizan páginas web falsas que en muchos casos son difíciles de detectar, por eso el incremento de las estafas más comunes en México ha ido en aumento.

Si ha sido víctima de una estafa, tenga en cuenta que en la Ley existen mecanismos para denunciar, consulte con una abogado en derecho penal para buscar la justicia y el reparo de la situación cuanto antes.