N E X O A B O G A D O S

Cargando

¿Tiene problemas con un vecino? esto es lo que puede hacer

En este artículo conocerá cómo resolver problemas con un vecino en México y dónde puede acudir para buscar ayuda legal y detener la situación.

A finales del 2019 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señaló que 1 de cada 3 ciudadanos mexicanos reportaba haber tenido problemas con un vecino.

Según INEGI el problema más común que encabeza las estadísticas es:

  • El ruido en exceso con un 11.8% de incidencia.
  • Seguido de conflictos por la basura con un 10.3%,
  • Luego problemas por el estacionamiento con un 9.9%.
  • Seguido de conflictos con las mascotas de vecinos con el 7.5%.
  • Por último, el problema de venta de bebidas alcohólicas y de drogas en las áreas comunes y vía pública con un 5.5% de incidencia.


¿Tiene problemas con un vecino? esto es lo que puede hacer; 
la situación es muy común, a continuación daremos los pasos a seguir para resolver los problemas con vecinos que puedan presentarse en su comunidad.

Pasos para resolver los problemas con vecinos en México.

1- Hable con el vecino que está causando problemas.

El primer paso es acudir de forma pacífica y amable con el vecino que está causando el problema para comunicarle cómo le está afectando la situación.

Aunque este paso es obvio, muchas personas piensan que el vecino problemático está consciente del problema y la mayoría de las veces no es así. Puede que sólo con informarle de lo que está ocasionando es posible que tome conciencia y no lo vuelva a hacer.

Si hablar con el vecino no dió resultados y siguió el conflicto, realice el siguiente paso:

2- Converse con la comunidad.

Hable con el resto de los vecinos que puedan estar siendo afectados como usted, en tono de pedirles consejo y buscar cooperación.

Para conformar una masa crítica que lo ayude a tomar acciones para ejercer mayor presión sobre el vecino problemático, ante la junta de vecinos y la administración del condominio.

Existe la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal que dispone de procedimientos para que junto a la administración de condominio, se realicen quejas formales para proceder a penalizar al vecino problemático.

3- Acuda a instituciones de apoyo legal.

Si la situación persiste y se ha tornado más grave, puede acudir a las siguientes instituciones a poner una queja formal de la situación.

En caso de problemas por el ruido excesivo de establecimientos como:

Comercios de entretenimiento o recreación nocturna, fábricas, bares, salones de fiestas, talleres, entre otros, acuda a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT)

Algunas de las leyes que defienden sus derechos a la sana convivencia son:

  • Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el Distrito Federal y,
  • La Ley de Cultura Cívica que inclusive tiene un articulado donde se penalizan los ruidos o sonidos que sobrepasan un nivel preciso de decibeles, por considerarlo contaminación ambiental y un factor de salud pública.

4- Recabe pruebas.

En el caso de denunciar ruidos excesivos en su propiedad causados por un vecino, puede acudir a:

La Procuraduría Social (Prosoc)para que comprueben los niveles de sonido y le den un informe técnico que le permitirá conseguir una penalización contra su vecino.

Proceso si decide denunciar en la Procuraduría Social (Prosoc)

Si después de hablar con el vecino problemático, hablar con su comunidad y con administración de condominio no consigue solución, acuda al Prosoc a realizar el trámite denominado Queja Condominal.

Para este trámite deberá presentar por escrito los hechos, sumando los siguientes datos:

  • Dependencia o entidad a la que va dirigida la carta, en este caso a la Jefatura de Unidad Departamental de Procedimientos y Aplicación de Sanciones.
  • Nombre de los interesados o representantes legales, porque puede autorizar a un abogado que se encargue de representarlo y hacer todo el proceso por usted.
  • Copia de identificación oficial del demandante.
  • Dirección de su domicilio para recibir las notificaciones del caso.
  • Descripción clara de la situación o de los hechos.
  • Pruebas como testimonios, fotos, videos, o cualquier otro documento que aporte verificación de lo sucedido.

Luego que se reciba su queja formal, la Procuraduría intentará la conciliación de las partes citando tanto al afectado como al vecino problemático.

Y si este, no se presenta a la audiencia o no se llega a un acuerdo, entonces la Procuraduría sancionará al vecino ruidoso con una multa que puede ir de 50 hasta 100 días de salario mínimo.

Aunque antes de llegar a la sanción La Prosoc intentará mediar, recibirá las pruebas, atenderá los alegatos y buscará que las partes lleguen a un acuerdo conciliatorio, pero de no conseguirlo se procederá con las sanciones mencionadas anteriormente.

¿Qué dice la Ley en casos de vecinos ruidosos?

En el caso de ruidos molestos la Ley de Cultura cívica establece que en un horario de 6am a 8pm el nivel máximo de ruido permitido es de 63 decibeles al interior de una propiedad.

Lo cual sería equivalente a escuchar gente gritando o un bar lleno de personas hablando muy fuerte o un teléfono o televisor a máximo volumen sonando cerca de su oído.

Para que tenga una mejor idea, decibeles por sobre 70 ya entran en una categoría de ruido o sonido que produce daños a la salud.

Al respecto la Organización Mundial de la Salud señala que el ruido excesivo puede provocar dolores de cabeza, aumento o disminución en la presión arterial, cansancio crónico, neurosis, sordera, sobresaltos corporales, afecciones cardíacas e incluso depresión.

Además el ruido a niveles intensos también produce problemas cognitivos, por ejemplo:

  • Con 40 decibeles una persona tiene dificultades para realizar cálculos,
  • A 50 decibeles la persona no puede ser efectiva en sus actividades,
  • En 55 decibeles no puede memorizar nada,
  • 60 decibeles no puede escuchar nada más a su alrededor por los que disminuye su capacidad auditiva y,
  • Más de 64 decibeles pierde la capacidad de aprendizaje y de comprender algo que esté leyendo.

No es casualidad entonces que los problemas con vecinos por ruidos sean los conflictos más comunes en la comunidad.

Consecuencias que enfrenta el vecino problemático según la Ley.

Según la Ley de Cultura Cívica una persona que genere ruido que atente contra la salud de sus vecinos se expone a lo siguiente:

  • Una multa que va de 10 a 40 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México que esté vigente o a ser arrestado por 13 a 24 horas.

Dependiendo de la institución donde realice su denuncia o queja, al vecino problemático le harán:

  • Llamados de atención o le impondrán multas que pueden llegar hasta 50 veces el salario mínimo que esté vigente en la Ciudad de México y en el caso de establecimientos comerciales el cierre o clausura del negocio.

Sabemos lo molesto que puede ser enfrentar un problema con vecinos en México, sobre todo si al primer llamado de atención éste se torna violento.

Cuando las cosas lleguen a ese punto, lo mejor es consultar con un abogado que sea especialista en Derecho Civil, en el área de problemas entre vecinos.

Éste le orientará sobre sus derechos y responsabilidades frente a la situación, le ayudará a negociar una solución que sea favorable para usted, evitará que los problemas con su vecino se tornen más graves, disminuirá su estrés.

Porque sabrá que un especialista se está encargando de resolver el problema y protegerá sus derechos en una demanda judicial que busque solucionar de forma definitiva el problema.